Search

Diversión haciendo boliches de barro – Vivero Chapi (CCP), Ica


El Vivero Sainsbury’s y Centro de Conservación de Plantas (CCP) de Ica, reunió a padres y niños de la comunidad de Santa Vicenta (Santiago de Ica) para la elaboración de pellets de tierra,... y tener diversión barrosa.


Una de las cosas claves para la restauración exitosa en Ica, es buscar opciones que inicien la regeneración natural de bosques. Ica ha sufrido de deforestación hace siglos, y sumado a la escasez de agua, el banco de semillas del suelo se ha exterminado. Debemos buscar opciones innovativas para devolver las semillas al suelo. El problema es que no sabemos cuando las inundaciones y lluvias llegaran. Semillas sin protección se pierden. Para protegerlas de los elementos, las ponemos en pellets de tierra. Aqui debemos esperar, hasta que el agua decida llegar. Pueden sobrevivir entre 10-20 años protegidas en estas cápsulas para plantar un futuro.



Estas se hacen manualmente, mezclando barro con diferentes especies de semillas nativas, que fueron recolectadas de los relictos más cercanos en la cuenca de Pampas de Yauca. Las principales semillas usadas son: Prosopis limensis (huarango), Parkinsonia praecox (rompe trapo), Galvezia fruticosa, Bulnesia retama (calato), Grabowskia boerhaviifolia (palo negro) y Acacia macracantha (espino).


En estudios de investigación comparativos, realizados por el CCP, el mayor éxito fue al sembrar ‘guavas’ a 3-4 cm de profundidad. Los pellets que miden 2 cm se bautizaron con el nombre ‘boliches’, y las de 4-5 cm como ‘guavas’.



En estos momentos estamos devolviendo a la tierra, 30000 pellets de semillas, con 500000 semillas y paciencia para los huaycos.


Los 'huaycos' son las inundaciones (o bajadas rápidas de agua), entre enero y marzo. Se generan normalmente en épocas de lluvia en las partes altas de las quebradas. En años de “El Niño” (ENSO), los 'huaycos' son más grandes. En 1998, fué el ultimo ENSO grande registrado a la fecha. El ENSO es una bendición para los bosques y pequeña agricultura, y recarga las napas freáticas de la región de Ica.